La depresión durante el verano. Cómo tratarla

La época estival suele asociarse con la diversión, con la fiesta, la playa, y las salidas nocturnas hasta altas horas de la madrugada. En verano, es costumbre salir más a pasear, a tomar el sol, a beber cañitas en las terrazas. Son, sin lugar a dudas, los meses más esperados por la mayoría de los mortales, pero para ciertas personas, el verano es sinónimo de depresión.

Trastorno afectivo estacional de verano

La depresión durante esta época, se conoce con el nombre de trastorno afectivo estacional de verano, y sus síntomas, son prácticamente iguales a los de la depresión invernal. Las personas que lo sufren, afirman sentirse tristes y decaídas, unos síntomas, que suelen presentarse normalmente durante el otoño, debido principalmente a la falta de luz. Pero aunque parezca mentira, porque en verano es cuando más cantidad de luz hay, además de un mejor clima y la posibilidad de disfrutar más del aire libre, algunas personas, se deprimen con la llegada de esta estación. Este extraño trastorno, solo lo padecen un pequeño número de personas, lo que ha impedido una investigación exhaustiva del problema, y por el momento, se desconocen las causas.

Algunas investigaciones apuntan, precisamente, a la cantidad de horas de luz y a la intensidad de la misma, que podría afectar a los ciclos de sueño. Es como si el cerebro de estas personas no fuera capaz de adaptarse a los cambios de estación, una capacidad fisiológica que poseen la mayoría de los seres humanos.

El calor, también podría estar detrás del trastorno afectivo estacional de verano, ya que las altas temperaturas que llegan a alcanzarse, pueden resultar insoportables para algunas personas. O las alergias, que empeoran durante el verano. Un estudio relativamente reciente, determinó que existe una  relación directamente proporcional entre la depresión estacional y los altos niveles de polen.

Romper con la rutina, y el tener más tiempo libre para pensar, puede hacer que muchos empiecen a pensar en sus vidas y a compararlas con las de otros. Y entonces, se dan cuenta de que tienen menos dinero, de que no tienen pareja, de que no pueden irse de vacaciones, de que su trabajo es un asco. Depresión al canto.

Por otro lado, está el tema de la imagen. Algunas personas se deprimen porque consideran que sus cuerpos no se ajustan al canon establecido por la sociedad. El exceso de peso, los quilos de más, se hacen evidentes en el verano, ya que, por norma general, la cantidad de tela se reduce, dejando ver esas partes de las que no se sienten demasiado orgullosas.

Los síntomas típicos serían: tristeza, baja autoestima, falta de apetito, falta de deseo sexual, cambios de humor, ansiedad, insomnio, pérdida de peso, desánimo, pensamientos suicidas, etc… Vemos, pues, que son muy parecidos a los de la depresión invernal.

¿Qué podemos hacer?

La depresión invernal se puede tratar con terapia de luz, pero no existe un tratamiento similar a esta para curar el síndrome afectivo estacional de verano. Entonces, ¿qué podemos hacer?

Pues bien, para empezar, hay que analizar el origen de este trastorno, hacer terapia, y si es necesario, combinarla con un tratamiento  farmacológico. La terapia gestáltica, podría ser una buena solución para la depresión de verano. Así nos lo confirman en Psi!, donde el equipo de psicólogos en Barcelona y en el Maresme, dirigidos por la psicóloga Mª Laura Fernández, ayudan a sus pacientes en los distintos aspectos de tu vida: situaciones personales y cuestiones del propio carácter, problemas de pareja u otras relaciones, asuntos referentes al ámbito profesional.

Así mismo, es recomendable llevar una rutina, practicar ejercicio, en las horas de menos calor, leer, quedar con amig@s, y realizar las actividades que más gustan. La dieta, es otro factor a tener en cuenta. Una buena alimentación  mejora el estado de ánimo. La dieta mediterránea, es la más saludable, ¿has probado el plátano con chocolate? ¡Es el antidepresivo más potente del mundo! ¿Y dónde encontrar la mejor comida mediterránea? Sin lugar a dudas, en Jávea. Un consejo, echa un ojo a la web Restaurantes en Jávea, un buscador de restaurantes para todos los apasionados de la cocina tradicional y amantes de la sobremesa, en el que se pueden encontrar locales con todo tipo cocina y para todos los gustos, ofertas y promociones, reservas para grupos, los mejores locales para ir de tapas o los más románticos.  En este buscador cuentan con los mejores restaurantes en Jávea, en el puerto, en la zona del Arenal y en el fantástico caso antiguo, y su sistema exclusivo es capaz de mostrar los locales que más se ajustan a las peticiones de cada uno de los usuarios, y en un solo clic, permite conocer toda su oferta gastronómica, ver fotos del local y sus platos, echar un vistazo a su carta, ver sus datos de contacto y navegar por sus redes sociales.