Fiestas infantiles

Siempre que subo un artículo me quedo con la sensación de estar dejando de lado el sector de la organización de eventos infantiles pues, por norma general, interesan más las bodas, las fiestas ibicencas de vips e incluso los cumpleaños de grandes cifras, pero hoy he decidido dedicar este post a aquellos “planners” que, como yo, organizan también fiestas infantiles como comuniones, cumpleaños de niños/as vips y fiestas sorpresa. Hoy, este post, es para vosotros.

Para empezar os diré que lo primero que yo tengo en cuenta a la hora de organizar cualquier cosa para un niño o niña es olvidarme de los padres. Si bien es verdad que cuando la fiesta es sorpresa no nos queda otra que hacer caso a lo que digan sus progenitores (o a quien paga), siempre que tengamos la oportunidad de hablar con el homenajeado/a en cuestión debemos hacerlo. Os pongo un ejemplo: papás de niña vip que querían organizarle una comunión maravillosa tematizada en las princesas Disney, y luego, cuando hablo con la niña, me dice que a ella las princesas Disney le parecen unas aburridas y que lo que le gusta son los superhéroes de Marvel…

Ante una situación así debemos hablar con los padres y hacerles entender, siempre de muy buenas maneras, que la fiesta es para su hijo/a y no para ellos, y que si de verdad quieren organizar el evento por esa pequeña personita lo que deben hacer es adecuarse a sus gustos e intereses.

La decoración

Una vez tengamos claro que es lo que realmente “le mola” al pequeño/a es cuando podemos empezar a pensar en todo aquello que vamos a necesitar. Consejo: todos los niños y niñas adoran la decoración con globos así que tened a mano la web 1Globo 2Globos 3Globos (no hablo de la canción de Gloria Fuertes), una tienda online especializada en globos para fiestas donde encontraréis prácticamente de todo.

Además de los globos, por supuesto, hemos de pensar en otro tipo de decoración como guirnaldas, imágenes y, por supuesto, todos los accesorios que vayamos a utilizar (incluyendo el mantel de la mesa). Ahora bien, ¿han de ser clásicas esas guirnaldas? No necesariamente. Podemos hacer guirnaldas con globos y banderas piratas para un auténtico capitán de “La Perla Negra”, o guirnaldas de balones de fútbol (reales o pintados) para un auténtico futbolero.

En el blog de Telva también encontraréis algunas ideas fantásticas: como una fiesta tematizada en el zoo, en la selva, o en algo más abstracto como el sol.

Las invitaciones

Mi consejo es sencillo: hazlas tú. Si compras invitaciones infantiles caerás en la repetición, te lo digo por experiencia propia, pero si las haces tú y eres un poco creativo/a obtendrás un abanico de mil posibilidades.

La comida

Si conoces algún cátering especializado no dudes en contratarlo. Ten en cuenta que esta partida de la fiesta conlleva mucho tiempo de preparación y a veces no merece la pena el gasto temporal ante los beneficios económicos obtenidos. No obstante, si no tienes más opción que hacerlo tú mismo, aquí tienes algunos consejos.

Actividades

Y no te olvides, bajo ningún concepto, que al final lo que los niños quieren es divertirse y les va a dar lo mismo lo bonita que haya quedado la decoración del espacio si luego se aburren como ostras, así que organiza actividades y ves cambiándolas. No dejes que se aburran ni cinco minutos:

Dentro y fuera

Para este juego necesitarás una alfombra bien sujeta al suelo. El organizador del juego informa a los niños que sobre la alfombra están en la región conocida como “dentro”, y fuera de la alfombra es la región conocida como “fuera”. Los niños se sitúan fuera de la alfombra para que el juego comience, y el organizador va diciendo en voz alta: “dentro, fuera, dentro, fuera…” y los niños tienen que ir saltando de la alfombra. El juego debe ir cada vez más rápido y de forma aleatoria: “dentro, dentro, fuera, dentro, fuera, fuera…” Como el tiempo es corto y a cada cambio de palabra los niños tienen que obedecer y saltar, el riesgo de que se equivoquen es elevado. Los que se van equivocando, quedan eliminados. Puedes hacer varias rondas y que el ganador obtenga un punto con cada victoria y dar un premio al que más puntos logre.

Carrera “pata de palo”

Colocas a los niños por parejas, atando el tobillo derecho de un niño con el tobillo izquierdo de otro. Se hacen pequeñas carreras en las que, dada la complicidad de los movimientos, las risas están aseguradas.

La zapatilla por detrás

“A la zapatilla por detrás, tris tras, ni la ves ni lo verás, tris tras, mirar pa arriba que caen judías…” Los niños están sentados en el suelo con los ojos cerrados y otro corre por detrás. En un momento dado, deja una zapatilla detrás de uno de los niños, que tiene que salir corriendo a pillar al otro.