Claves para lucir una sonrisa perfecta el día de la boda

En algún momento de los preparativos para la boda, por la mente de todos los novios pasa el momento en que se ven frente al altar o frente a sus invitados, y su deseo es que ese día quede grabado como un día feliz para todos los presentes, por lo que anhelan estar lo más radiantes posibles, y qué mejor seña de felicidad y de plenitud que lucir la mejor y más bonita de las sonrisas. Para ello, nada mejor que solicitar con bastante antelación, una consulta en una clínica dental.

La Clínica dental Galván Lobo, de Valladolid, especializada en odontología y cirugía maxilofacial cuya máxima es buscar la excelencia de sus tratamientos con la utilización de los materiales de primera calidad y las últimas tecnologías, y ser miembro de Excellence Dental Centers (EDC), es un grupo de clínicas a nivel nacional e internacional comprometidas con la calidad asistencial sanitaria y odontológica, por lo que es el lugar idóneo para lucir una sonrisa el día de la boda.

Esta consulta sería conveniente que la realizáramos, como decíamos, con bastante antelación, al menos seis meses antes de la boda por si tenemos que realizar algún tipo de tratamiento, pues unas encías rojas, hinchadas o inflamadas pueden echar al traste las mejores y más felices fotos de tu vida.

Los servicios más demandados ante este tipo de eventos son:

  • Limpieza dental. Por muy bien que te cepilles la boca, utilices el hilo dental o por muy estricto que seas en el cumplimiento de un cepillado después de cada comida, siempre quedan zonas o huecos difíciles en la boca a los que el cepillo no llega, por ello se recomienda por parte de los dentistas la realización de una limpieza dental al menos dos veces al año para prevenir la acumulación de sarro en la línea de la encía o el cuello de los dientes que no desaparece con el cepillado diario y que provocan la caries, gingivitis, inflamación, enfermedad periodontal, etc.
  • Blanqueamiento dental. Mediante este tratamiento se puede modificar el color de los dientes haciéndolos varios tonos más claros, por lo que debe ser controlado y supervisado por un especialista en odontología. En internet y en el mercado existen infinidad de productos y remedios caseros que se recomiendan para obtener un blanqueamiento dental, tales como el bicarbonato, pero cuidado porque este es un producto muy abrasivo que puede llegar a dañar el esmalte de los dientes o producir sensibilidad dental, por lo que provocaría importantes daños en nuestra boca.  El color de los dientes se puede oscurecer por varios factores como pueden ser el paso del tiempo o lo que es lo mismo el proceso normal de envejecimiento, por alimentos y bebidas como el café, la toma de determinados medicamentos, el fumar o masticar tabaco, etc.
  • Carillas dentales. Muchas veces detrás de una sonrisa perfecta están las carillas dentales. Estas son unas láminas de cerámica muy finas que se pegan a la parte externa del diente y cubren la parte visible del diente. Se utilizan en odontología estética para cubrir un diente roto, cuando un diente está feo por el paso del tiempo, para cubrir huecos o espacios entre dientes, para simular el agradamiento de un diente cuando este es pequeño, etc.  Una de sus ventajas es que no son para siempre ni dañan el diente, por lo que pueden ponerse y renovarse cuando se necesite.

De todos modos, una cosa es lucir una sonrisa perfecta y otra muy distinta es obsesionarse totalmente y de una forma enfermiza con la apariencia de la boca o con cualquier pequeño defecto que afecte a los dientes y encías, llegando a tener una visión distorsionada del problema.

La dismorfia dental, un problema serio de cabeza

La dismorfia dental es una patología que refleja una preocupación obsesiva por la apariencia física, más concretamente por la boca y que los que la padecen, la sufren y se angustian cada vez que ven su boca en un espejo. Para estas personas lo que perciben y la realidad son lo mismo, aunque su entorno más cercano opine lo contrario o estime que está exagerando. Ellos se mantienen firmes en su obsesión considerando que desean consolarles o engañarles sobre su defecto, por lo que viven en un estado de continua angustia y ansiedad, sintiéndose totalmente insatisfechos ante cualquier tratamiento y con la necesidad de comenzar otro con el que a su vez volverá a sentirse insatisfecho.