Casi siempre ocurre lo mismo, cuando las parejas se separan, suelen surgir discusiones relacionadas con el reparto de los bienes adquiridos durante la relación y en la mayoría de los casos, la gente no sabe muy bien cómo hacerlo. Y es que la ley no lo deja nada claro. Por ejemplo, ¿sabías que aunque los muebles pertenezcan a una sola de las partes y no a ambas es necesario el consentimiento de los dos para poder disponer de sus derechos? Así lo dice el código civil:
Ver más