Vestidos para invitadas

¿Tienes muchas bodas esta temporada? Hubo un año en el que yo acumulé 5 bodas en tres meses. Dos en junio, una en julio, una en agosto y otra en septiembre. Impresionante ¿verdad? A veces podemos repetir algún que otro modelito porque no son bodas de la misma familia o del mismo círculo de amistades pero otras veces me temo que lo de repetir vestido es imposible y tenemos que recurrir a la compra de nuevos modelitos.

Pero ¿Qué se lleva este año? Lo primero que tienes que hacer es tener claros algunos puntos. Por ejemplo ¿la boda es de día o de noche? ¿elegante, ibicenca, cómoda? ¿al aire libre o en salones? El vestido que escojas para el evento siempre va a depender de esos factores, lo quieras o no.

Si tienes una boda ibicenca la complicación se reduce bastante porque ya sabes qué tipo de ropa has de llevar. Ten en cuenta que si todos, hasta los novios, van a llevar ese estilo, la novia ha de ser la más “bonita” así que olvídate de llevar vestidos ibicencos con mil encajes, opta por algo elegante y sencillo que no te haga destacar demasiado pero que te haga parecer adorable.

Si la boda es de día, lo mejor que puedes hacer es optar por un vestido de cóctel, por la rodilla o pode debajo de ella pero nada de vestidos largos, esos son para eventos de noche y quedarás sobre cargada si optar por ellos a las 12 del mediodía. Opta por los tonos claros y si te pones algo oscuro combínalo bien con todos más pálidos para alegrar un poco tu imagen.

Cuando la boda es de noche puedes elegir tonos más oscuros y brillantes e incluso seguir optando por el vestido de cóctel si éste es muy elegante. Ten en cuenta que por el día se puede llevar un tono más desenfadado pero cuando la boda es a la luz de la luna la elegancia debe ser el factor base de todos los atuendos.

Piensa también en el lugar de celebración, sobre todo por dos motivos: la chaqueta y los tacones. Por un lado, si la boda es en una finca (que ahora está tan de moda), lo más probable es que las invitadas vayan hundiendo sus tacones en la tierra o el césped y, si no quieres parecer un tiovivo arriba y abajo, arriba y abajo, lo mejor que puedes hacer es buscar un tacón relativamente ancho. Y con respeto a las chaquetas piensa que todo puede cambiar mucho si el convite es en salones con aire acondicionado, al aire libre bajo el sol abrasador o bajo las estrellas al lado de la brisa marina.

shutterstock_436254583reducida

Algunas ideas y consejos

Los vestidos de Isabella Gobarodi, diseñados especialmente para este tipo de eventos, son ideales. Podéis encontrarlos en su web Miticca.es. Tenéis de muchísimos diseños y con gran variedad de colores, los precios no están nada mal y son muy económicos.

La invitada perfecta, según Zankyou, llevará uno de estos 8 estilos:

  • Los vestidos de encaje van a ser tendencia y dan un toque de elegancia ideal a cualquier invitada.
  • También está muy de moda llevar faldas con volumen, muy estilo sesentero. Largas o cortas, eso no importa.
  • Blanco y Negro. A pesar de que el blanco y el negro son dos colores a evitar, generalmente, en alas bodas, parece que este año van a estar de moda.
  • No se trata de ir con todo el vestido recargado lleno de diferentes estampados sino de utilizarlos para dar un toque divertido al diseño.
  • Muy sexis, pero sin pasarse. No pretendemos parecer Cristina Pedroche en fin de año, sólo dar un toque de sensualidad el look.
  • Corte Griego. Muy de moda para este verano. Vestidos asimétricos con corte griego que recuerdan a las túnicas blancas que vemos en las películas ambientadas en la Grecia Clásica.
  • Detalles de Pedrería. Úsalos sobre todo si la boda es por la noche. A la luz del día hay que ser más bien sencillos así que no te pases.

Variedad cromática. El rosa siempre será rosa, pero hay rosa palo, rosa fucsia, rosa chicle, rosa nude, etc. Combínalos.