Una celebración especial con la mejor paella

Nuestro concesionario de coches multimarca cumple un añito y había que celebrarlo, para ello nada mejor que hacer una fiesta de cumpleaños como se merece.

Estuvimos pensando multitud de ideas, pero al final uno de nuestros empleados nos dio una idea ¿y si lo celebramos con todas nuestras familias y las de los compradores que han confiado en nosotros?

Nos decidimos por una paella gigante

Pues dicho y hecho, optamos por la paella y celebrarlo en la parte trasera del concesionario, justo detrás del taller, tenemos un terreno nuestro donde podíamos hacer la celebración con césped.

Ya teníamos la idea, pero ahora había que ver quién nos prepararía la paella, porque era una de gran tamaño y no cualquiera puede hacerlo y que le salga bien. Miramos en Internet y vimos que había un servicio de catering con paellas gigantes en Madrid. Su nombre era Paellas Gigantes Rossini, así que nos animamos a confiar en ellos.

Leímos en su web que tenían experiencia a la hora de ofrecer guisos y arroces de concina tradicional para asociaciones, rodajes de cine, cacerías, monterías, reuniones familiares, eventos deportivos, carreras, etc. Así que parecía que habíamos dado con los correctos.

Además de la paella gigante, se podía complementar con entrantes fríos o calientes. Nosotros optamos por la variedad, así que solicitamos de los dos tipos. La verdad que te lo ponen muy fácil, ya que ellos se encargan de llevar al evento todo lo que necesitan para realizar su trabajo, quemadores, bombones, meses y demás.

En la web vimos que tenían un formulario donde dejar clara la idea que teníamos y nos llamaron. La celebración fue todo un éxito y sorteamos algunos regalos para pequeños y mayores. Habíamos luchado mucho para conseguir montar nuestro negocio y los buenos números en nuestro primer año de vida merecían una celebración en condiciones.

Una buena manera para reunir a todos los que de una manera u otra habían colaborado a que pudiera cerrarse un año que, sinceramente, había sido mejor de lo que esperábamos. Tanto nos gustó, que la paella y el acto, que a buen seguro que seguiremos celebrando los años con actos de este tipo.

Lo cierto es que con Internet es muy fácil reservar este tipo de catering y aprovechas para saber la experiencia que tienen, algo que para nosotros era importante, ya que no queríamos que saliera nada más.

Para las tartas, confiamos en la madre de nuestra administrativo, que hace unas tartas divinas que ya pudimos comprobarlo en algún cumpleaños cuando nuestra compañera trajo para la oficina. Así que la repostera la teníamos y no hacía falta buscarla.

En fin, si queréis celebrar un aniversario o una fiesta de lanzamiento de algún producto, os animo a que contratéis este tipo de servicios, pues merecen mucho la pena y se pasa un buen rato que incluso puede valer para conseguir más clientes futuros. Nunca se sabe de dónde pueden venir, nosotros en la fiesta vino el suegro de uno que hace un mes había comprado un Audi y quiso cerrar con nosotros la compra de un BMW.