Una Baby Shower Impresionante

Hoy os voy a contar cómo monté mi última baby shower. La verdad es que este evento no es uno de los que más organice porque la clientela que tengo no suele montar este tipo de fiestas y, si lo hacen, no contratan a una organizadora de eventos para llevarla a cabo pero la semana pasada tuve la oportunidad de hacer feliz a una futura mamá primeriza y he de decir que la baby shower fue todo un exitazo.

La idea de la fiesta sorpresa fue de su marido y su madre porque la joven, por lo visto, siempre había dicho que le llamaba la atención esa costumbre americana de organizar fiestas para dar la bienvenida al futuro bebé donde amigas y familiares le regalaban cositas para el nuevo miembro de la familia. Según la joven es como una especia de nueva despedida de soltera (ya que sólo suelen ir mujeres) en la que reciben obsequios que de otra manera suelen darte en situaciones mucho más frías. Y la verdad es que no le falta razón porque cuando un pequeñajo o pequeñaja viene a este mundo todos vamos a obsequiar a los padres con ropita o accesorios para el bebé, sólo lo que hacemos sin fiesta.

shutterstock_415787845reducida

Regalos acorde a los gustos de la homenajeada

Obviamente lo primero que hice, como hago siempre, es informarme sobre los gustos de la joven y lo que le gustaría que le regalaran para su hijo así que, tras averiguar que era fan incondicional de ciertas marcas de ropa infantil y zapatos de bebés, creé un diseño de invitaciones para todas las chicas donde, en lugar de la típica lista de regalos o número de cuenta que solemos ver en los tarjetones de boda, había dos direcciones web: andandito.com y amorucos.com, dos tiendas online que venden ropa y calzado infantil de las marcas favoritas de la homenajeada y así es cómo conseguí que todos los regalos que recibió ese día fueran de Bobolí, Tuc Tuc o Catimini.

La fiesta la montamos en la terraza de su suegra, y menuda terraza… Desde arriba podíamos ver casi todo Madrid, era una auténtica pasada. Instalamos sofás de mimbre alquilados que decoramos con motivos infantiles en rosa (es una niña), pusimos una mesa de dulces deliciosa con golosinas, bollos artesanos, regaliz y mucho más y la decoramos con cosas de Disney (de la que es fan la joven) y con una ampliación de su última ecografía en 3D que quedó realmente preciosa.

Organizamos un juego de preguntas, una gymkana y una cena estilo “brunch” maravillosa cuyo colofón fue una estupenda tarta de dos pisos. Sinceramente, creo que fue el mejor “baby shower” al que he asistido, aunque la verdad es que no he asistido a muchos.

No sé hasta qué punto las aficionadas o profesionales de la organización de eventos que leen mi blog han montado alguna vez un evento de este tipo porque no hay demasiada costumbre en España al respecto pero me encantaría conocer vuestras opiniones y vuestras ideas… ¿habríais hecho algo diferente?