Sorprende a tu pareja con un regalo original

Siempre es buen momento para mimar a nuestra pareja con un regalo que venga a decir que nos acordamos de él o de ella. De hecho, se suele decir que estos presentes que no tienen un porqué, que no se relacionan con San Valentín o con la Navidad o el cumpleaños o alguna fecha señalada con un aniversario son mucho más valiosos. Pues bien, si vosotros queréis dar esta sorpresa, os vamos a ofrecer un montón de ideas. Nuestra favorita: la primera, un curso de patrón de embarcación en Nautimar. Vamos al lío.

¿Y es que quién no ha querido alguna vez que le lleven en barco? Es de lo más romántico que hay, así que aquí tenemos las dos opciones, regalarle este curso a nuestra pareja o directamente hacerlo nosotros mismos y sorprender un día con este título y el alquiler de una embarcación donde podamos preparar una cena y una noche romántica. Nosotros os recomendamos la academia Nautimar, donde ponen a vuestra disposición los medios para adquirir unos nuevos conocimientos que os permitirán navegar con seguridad y adentrarse en el maravilloso y mítico mundo de la mar, con sus grandes contrastes. Su gran experiencia en la náutica de recreo les permite garantizar una enseñanza exclusiva y personalizada, haciendo amena y agradable la estancia entre ellos y obteniendo, además, la máxima eficacia en los resultados de los exámenes a todos los niveles, con un 95 por ciento de aprobados, tanto en Patrón Básico (PNB), como en Patrón de Recreo (PER), Patrón de Yate y Capitán de Yate.

Otro regalo del que podéis disfrutar ambos es un viaje. Se trata de una de las experiencias que más gustan a todo el mundo y con la que cualquiera puede tener un gran momento. Pero eso sí, es una experiencia, no es algo que podamos guardar más que en el recuerdo o en la memoria. Se trata de aprovecharlo al máximo para tenerlo siempre en nuestro corazón. Y la compañía en estos casos es muy importante. Además, no hace falta gastarse mucho dinero. Una escapada perfecta puede ser volar por ejemplo a Italia con una compañía de bajo coste, con la que podemos llegar a Milán. Desde allí en media hora con un tren podemos estar ya en uno de los paraísos naturales por excelencia del país transalpino: el lago Como, uno de los más bonitos de Italia. Es muy conocido por las revistas del corazón, porque es a donde van las celebrities, pero lo cierto es que no hay que dejar de visitarlo porque se encuentra bajo los Alpes y las vistas son espectaculares. Además, dormir allí no es especialmente caro si lo reservamos con tiempo. De hecho, desde allí podemos llegar también de forma rápida hasta otra de las conocidas como ciudades del amor: Venecia. Así, si tenemos algo que hacer, como pedir la mano, este podría ser el lugar perfecto.

¿Un regalo muy especial?

Uno regalo de esos que a todo el mundo le hacen ilusión pero que no todas las personas somos aptas para recibir es una mascota. Solo para los más responsables y aquellos con más cariño y tiempo para dar pueden hacerse cargo de este tipo de presente. Se trata de una forma de compromiso que va más allá de un anillo o de un reloj, pero cuyo cariño dura siempre. Todo el mundo sabe que un perro, por ejemplo, es un animal entregado a su dueño desde el primer día, y que incluso le hará compañía cuando su pareja no esté cerca por razones de trabajo o cualquier otro motivo. Pero lo repetimos, solo para los más responsables. No queremos ver a más animalitos abandonados por ahí a su suerte.