Peinados de boda

Da igual si eres la novia o una simple invitada porque las estadísticas dicen que cuando tenemos una boda el 80% de las mujeres que acuden a ella pasa por la peluquería. Lógicamente será la novia la que más importancia dé a este tema, lo prepare e incluso haga pruebas, pero al final la gran mayoría acaba dejándose de 20 a 30 euros en los salones de belleza para intentar ser las más guapas de la boda, siempre por detrás de la protagonista por supuesto.

La Novia

Toda novia quiere brillar  el día de su boda y por eso es lógico que todas se pongan nerviosas, hagan pruebas de peinado y soliciten el mejor asesoramiento posible, sin embargo, según el estilista de Avenue Hair, el gran error que cometen muchas es querer aparentar lo que no son. Muchas novias llegan hasta su salón de belleza con la idea de llevar un precioso recogido, elegante y original, pero muchas de ellas no han llevado recogidos en su vida, ni siquiera una coleta, pues se sienten cómodas con el cabello suelto.

En estos casos, lo mejor es pensar un peinado de cabello suelto, un medio recogido con algún adorno o, si el tipo de vestido obliga a hacer recogido completo, lo ideal sería dejar algunos mechones sueltos cerca del rostro para evitar que se vea demasiado rara frente al espejo.

Tampoco debemos tener miedo a la longitud del cabello. Muchas novias se empeñan en dejarse el pelo largo sólo para la boda, para que el peluquero tenga “material” con el que trabajar, pero el buen profesional no tendrá problemas para trabajar con pelo corto, con media melena o con el cabello más largo del mundo.

Aquí tenéis imágenes de peinados con cabellos de todo tipo.

Las Invitadas

Si eres invitada en una boda no tengas miedo a innovar o a ser diferente. El protagonismo se lo llevará la novia sí o sí y vendrá dado por el vestido mayoritariamente, así que si quieres llevar un recogido o unas flores en el pelo no te cortes. Eso sí, olvídate de las diademas tipo corona, quizás sea el único atrezzo que una invitada deba evitar para no caer en las malas comparaciones.

Lo más importante es que tu peinado ha de estar en armonía con el look que decidas llevas, así conseguirás que el estilo sea redondo.

Si optas por los recogidos asegúrate de que el vestido que lleves tenga mucho empaque. Este tipo de peinado aporta elegancia y glamur, además de estilizar la figura, por lo que si tu vestido es demasiado sencillo es posible que choque demasiado con tu peinado.

Algo muy de moda es la trenza, da igual si te la haces a modo de adorno con el pelo suelto o si la trenza abarca toda tu melena porque ahora mismo se lleva en todas sus variantes. Las trenzas aportan un toque boho chic muy cool y si además añades un detalle floral podría ser el peinado perfecto.

Si tu cabello es una media melena, quizás deberías optar por hacerte unas ondas al estilo de los años 20. Puede que pienses que está muy visto, porque en la temporada pasada este peinado ya se vio mucho, pero la realidad es que va a seguir estando de moda, al menos por ahora.

También puedes utilizar la idea de la trenza en posición horizontal para hacerte una especie de diadema con ella y dejar el resto de tu melena suelta. Ahora bien, este tipo de peinado no suele quedar bien con vestidos demasiado elegantes.

Y ¿qué pasa si tienes el pelo corto? Pues da igual, olvídate de los miedos y de pensar que no podrás hacerte nada diferente. Igual puedes hasta retocar tu corte con uno nuevo tipo asimétrico, con el pelo más largo de un lado que del otro. Puedes añadir un poco de gomina para conseguir fijación y cierto efecto mojado.

El corte bob, que tantas chicas han llevado esta pasada temporada (nuca despejada y laterales más largos) puede ser fantástico con una banda alrededor de la cabeza y a la altura de la frente, quedará perfecto. Para darte volumen y movimiento sécate el pelo boca abajo, sin dejar de moverlo y añade rizos u ondas.

¿Y tú, qué peinado quieres llevar?