Organizar una fiesta de nuestro nuevo sello

Los que adoramos la música y nos gusta escuchar a muchas bandas y no hemos aprendido a tocar ningún instrumento, solemos ser candidatos a montar o trabajar en una discográfica. Está claro que el mundillo no es el que era, pero nos iba bien en nuestra vida laboral y queríamos embarcarnos en un proyecto ilusionante.

En nuestra ciudad hemos ido a gran parte de los conciertos que se celebraban, tanto de bandas veteranas como de jóvenes promesas, por lo que conocíamos bien el estado y nos vimos inmersos en montar la discográfica independiente.

En pocos meses empezamos a ver los resultados y conseguimos unos resultados sorprendentes, pues 2 bandas captadas por nosotros tuvieron bastante buen resultado a nivel de ventas y en conciertos. Saber moverse y tener intuición en este negocio es muy valorado.

El contratar y sacar disco de dos bandas fue todo un éxito inesperado

Para que os hagáis una idea, los ingresos que conseguimos nos aseguraron la vida de la discográfica por al menos 2 años, por lo que al finalizar el año teníamos razones para celebrar ¿no?

Lo cierto es que contar con este margen de seguridad o colchón económico fue todo un espaldarazo. Total, que buscamos a alguien que nos buscara un sitio para meter a unas 200 personas. Contactamos con alquilerlocalfiestas.es y rápidamente nos ofrecieron dos locales, del que al final nos decidimos por uno.

Eran unas instalaciones magníficas, aunque iban a cambiar su tradicional música dance por buen rock alternativo durante la noche de la celebración. Nos pareció una buena idea el alquilar un local para la fiesta, porque estos ya vienen totalmente equipos con su sonido, juego de luces, plasma y puedes traer tu bebida, comida o decorarlo como quieras.

Nosotros llevamos buena parte de las cosas, pero después les solicitamos servicios de catering, magia y de animación.  La idea era poder contar con una celebración a la altura de lo que teníamos que celebrar que no es nada más ni nada menos que en nuestro primer aniversario habíamos conseguido sacar recursos para dos años más.

Además de pasarlo bien y disfrutar, como suele pasar, siempre se suelen hacer negocios y alguna banda más quiso entrar con nosotros. Al final uno toma decisiones y están pueden ser más o menos arriesgadas, honestamente creo que acertamos eligiendo este hobby que al paso que va puede suponer, de seguir, así que pueda ser nuestra principal fuente de ingresos, de momento todo lo conseguido, una vez repartido entre el grupo y equipo, va a la bolsa de ahorros, pues en esto de los negocios, es vital tener siempre un dinero por si las cosas vienen mal dadas.

Ahora lo que nos gustaría es dar en unos pocos meses el bombazo con otra banda buena que tenemos de punk-rock melódico que puede dar bastante buen resultado y que además cantan en inglés, por lo que no se descarta el tener proyección más allá de nuestras fronteras.

Cuando llego a casa mi mujer me dice que si sé dónde me he metido, yo le respondo que en el sueño que tenía desde hace décadas y sonríe, me ve feliz.