Organiza tu propia boda

Mucha gente es oír la palabra boda y salir corriendo. Y es que es cierto que organizar una boda requiere de mucho tiempo y de mucho dinero. Las visitas interminables a los restaurantes para elegir el menú, el confeccionar la lista de invitados, recuerda que mucha gente no se habla con la otra; el elegir iglesia o juzgado, comprarte el traje de novia o de novio, los regalitos, las flores, los padrinos…y así podemos seguir hasta el infinito.

Aquí te voy a dar un listado de cosas que tienes que hacer para que no te dé un ataque de nervios.

  • Hacer presupuesto
  • Es la parte menos apetecible, pero vital para saber a qué se puede aspirar.y
  • Escribir la agenda del día
  • Desde la sesión de peluquería hasta la salida de los autobuses con los invitados.
  • Consensuar las decisiones
  • Recorrer el camino hacia el altar juntos y hacer que ambas partes se sientan relevantes.y
  • Elegir bien la música
  • Las canciones ayudan a crear momentos. Huir de los tópicos para buscar las que emocionen.
  • Escaparse de vez en cuando
  • Que los preparativos no sean el único tema de conversación, buscar momentos para compartir o escaparse de viaje.
  • No agobiarse con detalles
  • Si hay ceremonia, banquete y baile, lo demás es secundario. No caer en el estrés.

Una vez que tienes claras estas cosas, vamos a hacer números. El último estudio dice que una boda puede salir por unos 25.000 euros. Aquí puedes ver por cuánto sale cada cosa. Un buen fotógrafo os cobrará entre 1500 y 2000 euros y, si además queréis contratar vídeo, a este coste deberéis añadirle unos 800 o 1000 euros más. Sin embargo es el banquete el que se lleva la mejor parte. Supone en torno al 70% del presupuesto y será lo que la mayoría de los invitados recuerden, pero en el menú también ha habido cambios.

Las comidas interminables y copiosas están pasadas de moda, ahora prima la calidad sobre la cantidad. Además se valora mucho lo visual, la cocina en directo y dar un toque internacional a los platos. Eso se traduce en aperitivos más largos y en una reducción del tiempo que los comensales pasan sentados. Por este motivo mi recomendación es que te organices tu solo el banquete. O mejor dicho, que se lo encargues a una empresa de catering.

Es la mejor opción de crear tu propio menú. Las empresas de catering te ofrecen diferentes opciones basadas en una serie de aperitivos, entrantes, principales y postres. Si quieres triunfar ¿por qué no añadir alguna estación de comida? Selección de quesos, jamón ibérico, sushi etc. Algo original  y que todos los invitados se acuerden para siempre.

Comida exótica

¿Qué te parece un menú indio? Salduna Catering te ofrece la mejor calidad para celebraciones indias, aportando una nueva perspectiva y enfoque innovador para bodas que requieren un servicio a medida. Si deseas celebrar la noche de Mehndi, la recepción o una fiesta de post, su equipo te asesorará ayudando a elegir el lugar ideal y menú perfecto. Además sus chefs indios te proporcionarán una exótica combinación de sabores tradicionales y modernos con las últimas tendencias.

Pero como te decía, con este tipo de empresas te puedes olvidar de todos los quebraderos de cabeza que suponen organizar una boda. Esta empresa incluye servicio para la fiesta, que contará con un mobiliario de diseño y un equipo de barman profesionales. Además, han creado distintos paquetes de barra libre (Standard o Premium) y una selección de coctelería, para que elijas la opción que mejor se adapta a tus gustos. Ya sabes que luego las bodas son recordadas por las famosas barras libres. Eso sí, no te pases si luego no quieres tener una mañana de resaca.

Y para terminar, y después de tantas horas de celebración apetece un bocado, por eso tienen de aperitivos dulces y salados para darle un toque final a la fiesta. Esto se acaba, pero con la satisfacción de haber hecho una boda que será siempre recordada.

Como has podido ver las empresas de catering para bodas se adaptará 100% a lo que buscas, aplicando las últimas tendencias del sector y reproduciendo la cocina mediterránea o internacional que prefieras. ¿Te animas a probar?