La fiesta más divertida en un pueblo

Para los que hemos tenido pueblos sabemos lo que suponen las fiestas de los pueblos. Es el momento más divertido y esperado del año. Es el momento en el que puedes olvidarte de los problemas. Es el momento en el que te vuelves a ver con los antiguos amigos y donde la familia se vuelve a juntar, casi como en Navidad. La verdad es que yo soy un enamorado de los pueblos y siempre intento que esos días todos lo pasemos muy bien, y si es sin alcohol de por medio, pues mucho mejor. Los datos de adolescentes que beben en las fiestas de los pueblos son alarmantes.

Por eso desde este artículo quiero proponeros juegos para hacer en los pueblos y pasarlo en grande. Espero que os gusten y si queréis pues los celebraís en vuestras próximas fiestas. Ya puede ser que lo organicéis como peña o que se lo digáis al concejal de festejos de cada municipio. Os cuento algunos de ellos.

Explotar globos

Se trata de explotar un globo en menos tiempo, o concursar para ver qué parejas empujan más fuerte y explotan más globos en un periodo de tiempo dado, por ejemplo en un minuto. Una posición muy sugerente es que se ubique el globo inflado en la cola de la mujer, quien se agacha, mientras que el varón empuja con fuerza para explotar el globo.  Las risas van a estar aseguradas.

Saltar enredados

Consiste en dar saltos, teniendo una dificultad: que llevemos apretado en las piernas, o muslos un balón  o una pelota.  No se puede dejar caer el balón  o debe reiniciar el recorrido.  La distancia para el recorrido de saltos será determinada por el resto de los jugadores o por el organizador del juego.

Naranjas

Cada quipo forma una fila con una naranja para cada uno. El objeto es pasar la naranja al final de la fila usando solamente el cuello y la quijada. Si el grupo hace caer la naranja, tiene que comenzar nuevamente desde el principio de la fila.

El ping pong

Para este juego usted necesitas una mesa de ping pong, dos raquetas, una pelota y de 5 a 15 participantes. Todos se colocan alrededor de la mesa y las dos personas a cada extremo de la mesa tienen las raquetas. Una persona sirve, suelta la raqueta en la mesa y se mueve un espacio en sentido del reloj alrededor de la mesa. La persona a su izquierda toma su lugar toma la raqueta para devolver la pelota. Cada participante tiene la oportunidad de golpear la pelota y en realidad todos tiene que moverse muy rápido. Cada jugador puede fallar el golpe a la bola dos veces y al tercero sale del juego. Cuando quedan solamente dos personas, deberán golpear la bola, dar una vuelta, tomar la paleta y regresar la bola, hasta que una de las dos falla y tiene que salir.

Todos estos juegos se pueden hacer entre diferentes peñas y así realizar una competición. Para llamar la atención, el Ayuntamiento o alguna empresa del pueblo podría enrollarse y dar algún obsequio a los ganadores. Ya sea el típico jamón, queso o una comida en un restaurante.

Y no creas que es complicado  conseguir estos materiales porque hay páginas webs en las que puedes encontrar lotes muy variados. En la web de Liquistocks puedes comprar cosas muy curiosas. Por ejemplo una jarra para enfriar bebidas que nos vino muy bien para la peña, pero también un kit de montaje de coches que funcionan con agua salada o un set de bádminton. Echalo un vistazo porque seguro que te va a gustar.

Como has podido ver, las fiestas del pueblo pueden ser muy divertidas. Por culpa de la crisis han sido muchos los pueblos que han visto cómo su presupuesto para festejos se veía reducido. Lo curioso es que muchos sitios no han querido recortar de toros o de orquestas, ya que dicen que es lo que atrae turistas al pueblo, pero claro, esto provoca que los propios vecinos sean los damnificados, ya que recortan de actividades dedicadas para ellos. Estoy seguro de que si organizáis concursos o juegos como los que te acabo de contar, el público acabará encantado y la diversión volverá a las fiestas del pueblo.