El enoturismo como excusa para celebrar un evento

España es uno de los países que más vino produce del mismo, de hecho, somos el segundo país que produce más vino, solamente por detrás de Italia. Llegamos a producir hasta 43,5 millones de hectolitros de vino, y los italianos producen 50,9 hectolitros, según datos provisionales de la cosecha del año 2016.

Estamos en un mes especial, agosto es el mes previo a la recogida de uva, aunque este año puede que se dé adelante la recogida, en parte porque el tiempo ha sido propicio para los viñedos. A la espera de probar las nuevas cosechas, tenemos tiempo de sobra para probar las diferentes variedades de vino.

Para ello, no hay nada mejor que viajar a las bodegas para probar los vinos. El enoturismo coge fuerza, y según un estudio la Asociación de Ciudades del Vino (ACEVIN), en 24 de las 27 rutas del vino, se ha registrado un incremento del número de visitantes que acuden a las bodegas y los museos.

Los datos muestran una realidad sin precedente, ya que la cifra total de visitas alcanca los 2.714.409 visitas. Esta cifra muestra un aumento de 471.469 visitas más que en el año anterior, lo que supone un crecimiento del 21,02%. Estos datos no hacen mas que mostrar la buena salud del sector del vino, que durante los últimos años está aumentando considerablemente su presencia.

Y no es de extrañar, porque el vino es una de esas bebidas que engancha. La gente al principio suele tener reticencia a beber vino, en parte porque algunos vinos baratos que se ofrecen son demasiado fuertes. Pero una vez que empiezas a probar variedades, empiezas a caer en el embrujo de los diferentes tipos de uva, y poco a poco te haces un fan del vino.

Porqué se han vuelto tan populares las rutas de enoturismo

Esta respuesta es compleja, porque el éxito se compone en ocasiones de detalles difíciles de percibir por aquellas personas que no conocen el sector. Pero uno de los principales motivos es la calidad de las instalaciones y de las visitas guiadas. Se ha conseguido unificar una experiencia bajo la premisa de la calidad, y eso es algo difícil de conseguir hoy en día.

Un ejemplo de bodegas que apuesta por la calidad es Bocopa, un grupo vinícola ubicado en Petrer que ha conseguido forjar marcas propias para unos vinos de gran personalidad. Esta bodega es famosa porque cultiva, produce, embotella y comercializa el 50% de la producción de los vinos de la provincia de Alicante.

Uno de los puntos importantes que generan atracción es la cultura del vino, ya que cada vino tiene una elaboración, y a pesar de que haya vinos con las mismas variedades siempre hay detalles diferentes. De hecho, el 37,6% de los encuestados asegura realizar el viaje motivado directamente por la cultura.

Otro de los puntos que generan mucha atracción es la gastronomía, y es que en casi todas las bodegas se acompaña el maridaje del vino con la degustación de productos o platos típicos de la región. Las cifras indican que un 49,7% de los visitantes realizó una visita por la oferta gastronómica.

Por último, hay un aspecto que mucha gente pasa desapercibido, y es que en las bodegas se pueden encontrar todos los caldos que produce una marca. Y esto es un aspecto importante para muchos, ya que en las bodegas se pueden comprar botellas por precios muy competitivos, ya que no existen intermediarios.

En conclusión, ya sea para realizar una celebración, o para salir a divertirse, acudir a una bodega es un valor seguro.