Decorar eventos con cuerda y poco dinero

Hay ocasiones en las que una pareja de novios, una chica que quiere montar una “Babyshower” para su mejor amiga o incluso unos hijos que quieren sorprender a su padre en su 40 cumpleaños te piden presupuesto para que seas la organizadora del evento y se dan cuenta de que si cubren tu factura no pueden pagar otros factores importantes de la fiesta. Es en ése momento cuando tienes en la mano el poder de decidir ayudarles o no y yo, la mayoría de las veces, opto por el sí.

Hace unos días me ocurrió el caso número tres. Unos chicos jóvenes, de 16 y 19 años, querían sorprender a su padre con una fiesta sorpresa en su 40 cumpleaños. La fiesta no era demasiado grande así que no necesitaban demasiado presupuesto pero contaban con, tan sólo, 300 euros, de los que yo ya me comía 200 por la organización así que les dije lo siguiente: si dedicáis un rato todos los días a hacer la decoración de manera manual y conseguís 100 euros más, os monto la fiesta.

Tenían un mes, así que accedieron. Fue la madre quien puso los 100 euros que faltaban e incluso se ofreció a poner más para sufragar gastos pero ni los hijos querían eso, ni lo quería yo, porque era un detalle de los dos jóvenes hacia su padre y debían hacerlo ellos solos o, al menos, lo más solos posible.

Yo cobré por el evento 150 euros (al fin y al cabo era un cumpleaños pequeño) y dediqué los 250 restantes a comida y bebida para los 22 invitados al evento así que, como habíamos quedado, de la decoración se encargaron ellos.

Lo primero que hice fue mandarles a páginas web como ésta para que cogieran ideas sobre cómo crear decoración con cuerdas. Este material yo ya lo había utilizado en multitud de ocasiones, incluso para una fiesta infantil, y había sido todo un éxito. Luego los mandé a cuerdasvalero.com para que pudieran ahorrarse unos euros comprando la materia prima; las cuerdas. Y los puse manos a la obra.

shutterstock_431545429reducida

La decoración

Hay miles de manualidades que podemos hacer con cuerda para decorar una fiesta. Mis chicos eligieron las más chulas, o al menos a ellos les quedaron muy bien. Con cuerda de yute, agua cartón y cola, crearon unos números gigantes con la edad que cumplía su padre, 40. ¿Quieres saber cómo lo hicieron? Presta atención:

Tienes que dibujar en un cartón grande los números que quieres hacer, en este caso el 4 y el cero, y luego ir enrollando la cuerda alrededor de los números hasta que no quede ningún hueco de cartón. A continuación debes mezclar, a partes iguales, cola blanca y agua, y con una brocha gorda bien húmeda impregnar los números con el mejunje resultante. Déjalo secar durante 24 o 48 horas y después comprobarás cómo estás más duros que una piedra. Podrás ponerlos apoyados en una pared e incluso crearles una base. Quedarán súper chulos.

Otra cosa que les quedó muy bien fue dibujar motivos de cumpleaños y recortarlos para luego ir atándolos a cuerdas de diferentes tamaños que colgaron al techo con celo. Quedó muy bien porque pusieron cuerdas de colores a modo cortina que alegraban mucho la estancia.

Y lo que más me gustó: sacaron una foto enorme tamaño poster de su padre y crearon un marco de cuerda dorada alrededor con unas letras pintadas encima en las que podía leerse: felicidades.

Pasaron horas haciendo esta decoración y puede que os parezca demasiado sencilla pero os puedo asegurar que quedó todo muy bien y su padre, cuando se enteró que lo habían hecho todo ellos, se sintió aún más orgulloso.