Coches de Boda

Hay multitud de tendencias en lo que a coches de boda se refiere. Por un lado tenemos a las parejas tradicionales que piden el coche a papá, o a un familiar, para decorarlo y que alguien las lleve hasta la ceremonia, pero también tenemos novias y novios que quieren llegar a su boda en todo tipo de automóviles: coches de caballos, motos Harley, vehículos clásicos, limusinas e incluso 4×4. Nunca se sabe lo que te pueden llegar a pedir aunque, lo más demandado ahora mismo parecen ser los coches de los años 60 y los BMW de alta gama.

En mi flota de vehículos coches de los años 60 no tengo, aunque estoy empezando a plantearme adquirir un par para la empresa, pero de BMW ´s estoy hecha una auténtica experta. Debemos tener unos 5 actualmente en activo, pero si contara todos los coches que han pasado por mi mano de esa marca creo que sumaría unos 15, y no me equivoco. Lo bueno de contar con el prestigio de esa firma no es solo la imagen que ofrece, que es también los que busca la pareja que opta por este tipo de automóvil para su boda, sino la seguridad que da.

Todos mis vehículos pasan las revisiones privadas en Taller Autobabel, de este modo me aseguro que son siempre ellos quienes hacen y deshacen. Así, tanto para bien como para mal, sé a quién tengo que recurrir si algo falla o me da problemas. De hecho, recomiendo totalmente que tengáis un taller de confianza o referencia y no cambiéis si os da buen resultado pues, de este modo, os aseguro que tendréis más ventajas que desventajas en este sentido.

Pero como decía, de coches de años 60 vamos escasos y parece que están pegando bastante fuerte. Según un estudio elaborado por coches.com, un 3,4% de los españoles estarían dispuestos a gastar dinero en alquilar un coche el día de su boda, eso significa que hablamos de más de 57.000 personas en España teniendo en cuenta que el año pasado se registraron 168.910 enlaces, lo que significa que ahí hay un gran nicho de mercado. Y los modelos más solicitados son los más nostálgicos y desenfadados, inspirados en los años 60, como el Volkswagen T2, el Escarabajo, el antiguo mini e incluso la vespa con sidecar.

Revisa bien si merece la pena

Pero esto tiene mucho que ver con el tema de que las bodas vintage están de moda y eso, en realidad, puede suponer un hándicap a la idea de ampliar una flota de vehículos con el fin de ofrecerlos para alquileres eventuales como este porque, en el momento en el que lo vintage deje de ser tan demandado, los vehículos clásicos para bodas dejarán de ser también un producto demandado y por ende, es posible que no nos dé tiempo a amortizar la inversión. Eso es algo a tener muy en cuenta antes de liarnos la manta a la cabeza, ya que los coches elegantes tipo BMW, e incluso Audi o Mercedes (aunque a mí me gustan menos), siempre serán una opción para muchas parejas, no pasan de moda. Eso sí, recuerda no salirte de los colores base como negro, blanco, y a lo sumo azul marino. Si te sales de ahí, por muy modernos que sean, te será realmente complicado alquilar el vehículo.

Teniendo en cuenta que este servicio se paga a unos 300 euros por boda de media (pueden llegar hasta los 600 euros dependiendo del vehículo alquilado) es un negocio a tener muy en cuenta en este sector ¿o no?